El Gobierno demuestra que está alentando a la promoción del empleo

Este martes, 48 trabajadores que realizan tareas dentro del Plan de Inclusión firmaron convenios de inserción laboral para pasar a integrar filas dentro de empresas de la provincia. Tras el encuentro, tanto beneficiarios como dirigentes del sector privado reflexionaron sobre la iniciativa del Gobierno que busca generar empleo y consolidar el desarrollo productivo del ala privada en San Luis.

Este martes, el ministerio de Desarrollo Humano convocó tanto a beneficiarios del Plan de Inclusión Social como a representantes de empresas radicadas en la provincia al Salón Malvinas Argentinas, para llevar adelante la firma de convenios de inserción laboral que favorezcan a la generación de empleo y a la consolidación del sector privado de San Luis.

Darío Reta tiene 45 años y desde hace un largo tiempo integra el equipo de mantenimiento y forestación en plazas y espacios verdes. A partir del acuerdo que firmó esta tarde, comenzará a trabajar en INCON, una compañía especializada en el equipamiento de refrigeración. “Estoy muy emocionado porque soy una persona grande, ya no consigo trabajo en ningún lado y esto me da una oportunidad”, afirmó. Explicó que tendrá el doble beneficio de continuar trabajando en lo que le gusta, pero percibiendo mayores ingresos, cuestión fundamental “porque tengo dos hijos y muchas veces se hace cuesta arriba”.

Cristina Acosta trabajó durante un tiempo en las parcelas, luego se trasladó al Centro de Salud de San Jerónimo y finalmente recayó en el emblemático Hotel Termas de la misma localidad. “Nos mejora la situación de empleo, más ingresos, acumulamos aportes y también nos permite perfeccionarnos”, dijo. Su compañera, Daniela Flores, también será incorporada al hotel como recepcionista del turno tarde y destacó que, si bien tiene la posibilidad de reincorporarse al Plan de Inclusión en caso de no adaptarse, “esta es una oportunidad que no voy a dejar pasar”.

Desde el punto de vista del trabajador del Plan, las ventajas de incursionar en el Programa de Inserción Laboral son evidentes. Implica mayores ingresos, la posibilidad de adquirir conocimientos profesionales valiosos y pasar a poseer el estado de regularidad laboral que conlleva ser un contratado en blanco. Sin embargo, la iniciativa también contempla posibilidades provechosas para empresarios que requieran mano de obra y pueden obtenerla parcialmente subsidiada por el Gobierno.

“Sin dudas es una política de Estado que demuestra que el Gobierno está alentando la promoción del empleo”, expresó Alberto Mariani, abogado que posee un estudio jurídico en Villa Mercedes y que aprovechó el Programa del ministerio de Desarrollo Humano para sumar una persona a su equipo de trabajo. Contó que se trata de una joven que actualmente está cursando las últimas materias de la carrera en abogacía.

“Le ofrecí la posibilidad de integrarse ahora como empleada administrativa y que vaya pudiendo, con ese ingreso, terminar de pagar sus estudios. Si Dios quiere, en un futuro podría terminar ingresando al estudio como socia”, continuó Mariani. Además, no descartó volver a solicitar otras incorporaciones del Plan de Inclusión “en la medida que la demanda de trabajo lo requiera” y aseguró que muchas empresas de distintos rubros pueden sacar rédito de la propuesta.

Otro aspecto sobre el que hicieron mención en el acto del Salón Blanco es la oportunidad que tiene cada trabajador del Plan de Inclusión de comenzar a cumplir sus tareas bajo personería jurídica de cooperativa. Esto implica que el Estado les brinda el taller y las herramientas que ya utilizan en su prestación de servicio como miembros del Plan, pero ahora también podrán realizar trabajos complementarios a terceros si así lo desean.

Samuel Carello, integrante de la cooperativa ‘Herrería y Diseño San Luis’, explicó algunos de los beneficios que conlleva la conformación de estos espacios. “No nos limita nada. Podemos hacer lo que se nos ocurra por fuera del horario habitual. Eso implica mejorar los ingresos, y además el estar en blanco es una oportunidad gigante. Poder tener aportes jubilatorios también para mí y mis compañeros ayuda muchísimo”.

En la cooperativa ofrecen una amplia variedad de servicios o tareas que responden a las competencias específicas de cada uno. “Hemos hecho bancos y mesas para universidades, juegos para las placitas de los niños y para las plazas saludables, garitas de colectivo, puertas y rejas para la gente que lo necesita y más”, detalló el joven.

El equipo de trabajo está integrado por 12 socios que comparten un mismo rango jerárquico dentro de la dinámica de funcionamiento de la empresa, y eso es parte de la clave de su éxito. “Somos todos iguales. Lo único en lo que puede diferenciar es el trabajo puntual que cada uno realiza, algunos cortan, otros pagan sueldan, otros diseñan, pero allá adentro todos laburan por igual”, destacó.

Compartir

Ultimas Noticias

SEGUI LEYENDO
ARTICULOS RELACIONADOS

Las cuatro plantas de reciclado tienen sus líneas de demarcación segura para recibir visitas educativas

La cartera ambiental reforzó las medidas de seguridad en...

Mesas de examen ULP: el 17 de junio abren las inscripciones para rendir

El turno, que será del 24 al 28 de...

Más de 200 estudiantes merlinos visitaron la reserva de Mogote Bayo

Son alumnos de cinco instituciones educativas de la villa...

Realizarán tres colectas de sangre en simultáneo en la provincia

Serán este viernes a partir de las 8:00. Los...