Desmantelan el canal K Extra TV y despiden a sus principales periodistas, mientras buscan acercarse a los libertarios

Pasó a dirigir el canal la histórica productora de Marcela Pagano, cercana a Franco Bindi.

Luego del despido de Ari Paluch, levantan varios programas y pocos siguen en el aire. Repiten programas ya emitidos.

Se profundiza la crisis en el grupo de medios Extra, de Franco Bindi y el misterioso empresario paquistaní Muhammad Nadir, donde echaron al 80% de los empleados que había a fines del año pasado, despidieron a sus principales periodistas, así como a productores, camarógrafos, vestuaristas y maquilladoras.

Además, cambió la línea editorial de Extra TV, que era un canal kirchnerista, cuyo director periodístico era Tomás Méndez y su estrella Víctor Hugo Morales, en junio pasado, cuando lanzaron el canal de televisión; mientras que ahora se va acercando a los libertarios, con la dirección de la histórica productora de la diputada Marcela Pagano y la conducción del excandidato a diputado macrista Fernando Niembro, en uno de sus principales programas.

El misterioso dueño paquistaní de Extra TV es muy cercano al polémico Franco Bindi -de quien sería su testaferro-, abogado K vinculado a los servicios de inteligencia, a quien le compró el canal en noviembre pasado, pese a hablar poco castellano y vivir desde hace tres años en la Argentina.

El último mes levantaron los programas de la primera mañana, del mediodía y de la noche. En su lugar, repiten contenidos ya emitidos y solo queda un 20% del personal que había a fines del año pasado.

Como nueva directora periodística del canal pusieron a Luisa Barbosa, íntima amiga e histórica productora periodística de Marcela Pagano, diputada libertaria que en los últimos meses se habría acercado afectivamente al fundador del canal Franco Bindi.

De hecho, Barbosa le dio en estos meses al canal una programación más cercana al Gobierno, que se vio reflejada también en las redes sociales de Extra TV, donde ya no se muestra un alineamiento con el kirchnerismo.

Cambios en la programación

“Se achicó el canal, se ampliaron horarios, se unificaron programas”, dijo la directora periodística Luisa Barbosa a Clarín.

Los programas que sigue emitiendo Extra TV son, de 9 a 12 horas, “Todos arriba”, con Diego “Jopo” Angeli, Camila Spagnolo y Luciana Glezer; de 15 a 18, “Tarde Extra”, con Natalia Marquiegui; de 18 a 20, “De una con Niembro”, con Fernando Niembro; y de 20 a 21 horas, “Tiempo Extra”, con Nicolás Marsico, donde algunos días también participa en la conducción el dirigente peronista Guillermo Moreno.

A principios de año Extra TV ya había levantado los programas de Víctor Hugo Morales y Tomás Méndez. Pero luego también levantó el programa de la tarde de Melina Fleiderman. Y más recientemente “Arrancamos”, de 7 a 9, con Ezequiel Orlando; “Edición Extra con Ari Paluch“, de 12 a 14. Tampoco sigue al aire el programa de la tarde que hacían de 16 a 18 Orlando y Natalia Vaccarezza; “Noche picante”, con Gabriel Mariotto; y el del dirigente antisemita Santiago Cúneo, entre otros.

Otro periodista que ya no se puede ver por la pantalla de Extra es Carlos Campolongo. Tampoco está Flavio Azzaro, quien tenía un acuerdo para grabar su programa “Cuidemos el Fútbol” (CEF), que se emite por streaming y también pasaban partes en la noche de Extra, además de emitir en dúplex la transmisión de algunos partidos de fútbol.

“Teníamos un acuerdo para usar el estudio para hacer el streaming. Y dentro del acuerdo para ahorrarme algo del alquiler del estudio estaba que podían transmitir CEF a la noche, pero nos dijeron que ya no lo alquilan más, así que me fui”, dijo Azzaro a Clarín.

Un periodista que fue despedido del canal contó a Clarín que “queda el 20% de los empleados que había a fines del año pasado. Echaron a conductores, productores, vestuaristas, maquilladoras… Y nadie sabe si el canal va a seguir funcionando hasta fin de año, porque no tiene publicidad y Bindi se lo transfirió a su amigo paquistaní, que no tiene nada registrado acá, para que no podamos cobrar nada en los juicios laborales. Nadie sabe como se mantiene al aire este canal”, aseguró el periodista despedido, que pidió mantener su anonimato.

El lanzamiento del canal, en julio del año pasado, había generado fuertes cortocircuitos con C5N y el Grupo Octubre, ya que se disputaban al electorado kirchnerista. Por eso, Víctor Hugo Morales le tuvo que cambiar el nombre a su programa; mientras que el Grupo Octubre despidió a la periodista Melina Fleiderman del canal de noticias IP por haberse incorporado a Extra, lo que a su vez derivó luego en la renuncia del director de ese canal de noticias.

Pero la derrota electoral de Unión por la Patria provocó el inicio de un cambio en la línea editorial de Extra, que no solo llevó a la incorporación de nuevas figuras, sino también al desplazamiento de algunos que estaban desde su lanzamiento, como Méndez, Morales, camarógrafos, vestuaristas y hasta los que manejaban el sitio Web de Extra, cuyas noticias no se actualizan desde principios del mes de marzo.

Canal vendido

“Este mensaje es para avisarles que Canal Extra se ha vendido, su dueño original ha salido de la administración de la señal, y hay nuevos dueños, con lo cual nosotros, que somos fundadores de la señal, también salimos de la señal junto al dueño que vende. Volvemos a nuestro contacto habitual por Canal 22”, anunció el mes pasado Cúneo, en un video donde se lo veía con una bandera argentina y una foto enmarcada de Juan Domingo Perón con su ropa militar.

Es que Bindi le transfirió el 90% del canal al misterioso empresario paquistaní Muhammad Nadir, a quien algunos señalan como su testaferro, en medio de una ola de despidos, no renovación de contratos y retiros voluntarios, que involucraron a unos 70 empleados que trabajaban en la radio Extra y en el canal Extra TV.

La radio Extra (FM 107.5) levantó toda su programación a principios de año y, desde entonces, solo pasa música. Mientras que en simultáneo hicieron un cambio en la línea editorial de Extra TV, donde reemplazaron a los periodistas K Víctor Hugo Morales y Tomás Méndez, por Fernando Niembro y Ari Paluch, a quien el mes pasado despidieron -el día de su cumpleaños-.

La empresa titular de la radio FM Extra es MH&FG, que está inscripta a nombre de la madre de Bindi y de su exsocia Giselle Robles, con quien “la relación terminó muy mal”, dijeron fuentes que conocen de cerca la ruptura entre ambos.

En la calle porteña Santa María de Oro 1850 también está Extra TV, pero el canal está a nombre de la empresa Mariv Media Partner, cuyo titular era Franco Bindi, con el 90% de las acciones, que le transfirió a su amigo y persona de confianza, Muhammad Nadir, un paquistaní musulmán nacionalizado argentino en 2022, con solo tres años de residencia y muy pocos vínculos en el país..

“Muhammad Nadir habla poco castellano, se nacionalizó como argentino hace dos años y llegó al país hace tres años y medio, desde Paquistán, cuando tenía 32 años”, aseguró a Clarín una fuente que conoce el caso. Y agregó: “Nadir viaja seguido a Pakistán, donde está su familia, que es de mucho dinero. Y acá lo acompañó a Bindi en muchos de los viajes que hizo para acompañar a Evo Morales”.

De abogado K a empresario de medios

Franco Bindi está vinculado de manera informal con los servicios de inteligencia argentinos y venezolanos, para cuyo gobierno trabajó como abogado de la petrolera PDVSA. Y es muy cercano al expresidente boliviano Evo Morales, a quien siempre acompaña cuando visita la Argentina y alojó en una casa suya durante casi un año.

Pero además se lo conoce a Bindi por caminar los pasillos de los tribunales federales de Comodoro Py, llevando y trayendo información y datos para fiscales o jueces, que interesan especialmente a un sector de los servicios de inteligencia argentinos.

Bindi y Robles fueron abogados de Leonardo Fariña, entre 2014 y 2016, pero luego Bindi pasó a defender a Lázaro Báez en una causa de facturas truchas en Bahía Blanca y ambos acusaron a Fariña de haber tenido una declaración guionada para perjudicar al empresario K.

En sus inicios profesionales, Bindi trabajó en el Ministerio de Planificación, cuando su titular era Julio de Vido, quien participaba como columnista de Cúneo en Extra TV y suena como uno de los financistas de sus medios. Uno de sus laderos, Guillermo Moreno, sigue participando -aunque cada vez menos- en el canal, mientras que otro de sus laderos, Santiago Cúneo, levantó su programa el mes pasado, adjudicando esa decisión al cambio de dueños en Extra TV.

Por eso, Bindi aparecía “operando a oscuras para defender al gobierno de Cristina por el Pacto con Irán, tras la muerte del fiscal Nisman”, según contó Héctor Gambini en Clarín, quien señaló que también fue asesor del diputado Leopoldo Moreau y del gobernador santiagueño Gerardo Zamora, así como en la causa del empresario Pedro Etchebest contra Marcelo D’Alessio, el falso abogado que está preso desde hace cinco años por liderar una asociación ilícita dedicada a la extorsión y al espionaje ilegal.

Ahora que gobierna Milei, Bindi decidió acercarse a los libertarios, a través de su amiga, la diputada Marcela Pagano.

Compartir

Ultimas Noticias

SEGUI LEYENDO
ARTICULOS RELACIONADOS

Las cuatro plantas de reciclado tienen sus líneas de demarcación segura para recibir visitas educativas

La cartera ambiental reforzó las medidas de seguridad en...

Mesas de examen ULP: el 17 de junio abren las inscripciones para rendir

El turno, que será del 24 al 28 de...

Más de 200 estudiantes merlinos visitaron la reserva de Mogote Bayo

Son alumnos de cinco instituciones educativas de la villa...

Realizarán tres colectas de sangre en simultáneo en la provincia

Serán este viernes a partir de las 8:00. Los...