Le robaron, averiguó quiénes son los ladrones, pero nadie los detiene

Los delincuentes entraron a la casa de la víctima cuando no estaba allí. Le llevaron televisores y un arma.

No había pasado ni media hora de que Daniel salió de su casa, en el barrio San Antonio de Villa Mercedes. A los pocos minutos, su hija, que vive a metros, le avisó que le habían entrado a robar a su domicilio. Le llevaron desde televisores y dinero hasta sus alianzas de oro, también algunas pertenencias de gran valor sentimental para él. Eso fue hace poco más de una semana. Por su cuenta, como si fuera un detective o un policía que debe perseguir a los ladrones, averiguó los datos de los posibles delincuentes. Le pasó esa información a la Policía, pero hasta ayer los efectivos no habían detenido a nadie, ni siquiera recuperado uno de los tantos elementos que les sustrajeron.

A esta altura, Daniel no pretende mucho. Solo conserva la esperanza de volver a tener en sus manos al menos su carabina 22 con mira telescópica 3-9×40. Es un arma de la que guarda muchos recuerdos.

El robo fue el 1º de mayo. Desde entonces, el hombre trata de salir lo menos posible de su casa, porque teme que vuelvan a saquearle. “Solo salgo a trabajar y, cuando estoy afuera, estoy con el corazón en la boca porque no sé si me entraron a robar o no, otra vez”, expresó y subrayó: “Ahora tengo que vivir encerrado porque no he podido poner la seguridad que tendría que poner, porque la economía no me da y trabajo día a día”.

El miércoles 1º, a las 19:40, Daniel había salido de su casa, en Riobamba al 400. Fue a practicar bochas en un club de otro barrio. A las 20:15, su hija, quien reside en una esquina de su cuadra, lo llamó y le dijo que acababa de ver a un hombre salir de su vivienda en una bicicleta de paseo.

“Cuando fui, vi que me habían roto la puerta y me habían llevado un smart TV que tenía en la pieza y otro televisor, que después encontré tirado a unos 15 metros de mi casa, alianzas de oro, plata, cuchillos, cubrecamas, juegos de sábanas, una carabina, herramientas de trabajo y otras cosas que no me alcanzo a dar cuenta ahora”, detalló el hombre.

No solo eso. Al parecer los ladrones pensaban volver por más, porque en un rincón de la vivienda habían dejado preparadas y listas para llevar otras pertenencias.

Dijo que hizo la denuncia en la Comisaría 8ª y averiguó, por su cuenta, que los ladrones vendían lo que le sustrajeron. Supo, por ejemplo, que ofrecían sus perfumes. “Les llevé todos esos datos a la Policía y hasta quiénes eran, pero hasta hoy no tengo novedades”, comentó.

“Se supone que (los policías) están para cuidarnos, pero si uno va con datos certeros y la información de quiénes son los que robaron, entonces se supone que tendrían que haberlos detenido. Ellos cobran porque nosotros pagamos impuestos. Entonces tampoco están haciendo las cosas bien”, manifestó.

Compartir

Ultimas Noticias

SEGUI LEYENDO
ARTICULOS RELACIONADOS

Joe Biden enfrenta un infierno en Washington: ¿Estará dispuesto a abandonar su candidatura?

Varios líderes de su partido se lo piden. Hasta...

Avance hacia la droga contra el envejecimiento: lograron que ratones vivan un 25% más

Investigadores aseguran que identificaron el principal factor de envejecimiento,...
Latidos San Luis