Los túneles de las emboscadas en Once: el ladrón de 15 años que fue detenido 66 veces y deliveries tomados “de punto”

  • Por el ataque piraña a un repartidor en moto en el paso bajo nivel de Anchorena, la Policía detuvo a dos adolescentes. Uno tiene decenas de antecedentes.

Un video viral de un robo piraña en el túnel de Anchorena, en Once, expuso la situación que sufren a diario los vecinos y quienes suelen transitar por allí, como también por el paso bajo nivel de Jean Jaures. Por ese caso, grabado por una cámara a bordo de un auto, fueron detenidos dos adolescentes de 15 años, uno con un historial de 66 entradas a comisarías. Están acusados de integrar el grupo de cuatro ladrones que intentaron robar a un delivery en moto cuando circulaba por el paso bajo nivel.

A los sospechosos los detuvieron el domingo por el robo de un celular a un hombre en Sarmiento al 2700. Luego de una serie de peritajes a las imágenes del video y las cámaras de seguridad de la zona vieron que eran los mismos que los del ataque al delivery.

Los dos ya son conocidos en el barrio. Uno de ellos tiene 66 entradas a la comisaría, 65 de ellas entre 2020 y 2024 y la gran mayoría por robos y hurtos, según dijeron fuentes policiales a Clarín. La última, antes de la del domingo, había sido el 5 de abril. El otro menor tiene cuatro antecedentes. Pero al ser inimputables, cada vez que son detenidos, la Justicia debe liberarlos.

“Todo el mundo sabe que acá roban a lo pavote”

Los robos en esta zona de Balvanera son frecuentes. Horacio tiene 80 años y es jubilado. Todos los días sale a caminar. Es una rutina, pero cambia el recorrido según el horario: si es de día, puede pasar por Mitre; cuando anochece, prefiere la avenida Rivadavia. “De noche ni loco paso por Mitre o Sarmiento. Todo el mundo sabe que acá roban a lo pavote, y yo no me voy a arriesgar”, dice a Clarín, y abre sus brazos, como buscando alguna respuesta. “Hace más de 40 años que estoy por la zona, y todos los días se está un poco peor”.

Robo piraña en Balvanera: emboscaron a los vehículos el túnel de Anchorena. Foto Maxi Failla Robo piraña en Balvanera: emboscaron a los vehículos el túnel de Anchorena. Foto Maxi Failla

Miriam, Pablo y Andrés trabajan en la Dirección General de Estadística y Censo del Gobierno de la Ciudad, cuyo edificio está en la calle Perón casi esquina Anchorena. Miran un móvil de TV que está estacionado en la esquina. “Ahora, como vino la televisión, hay policías dando vueltas, pero luego no se los ve”, se quejan.

El principal problema que tienen ellos refiere a los horarios de entrada y de salida: cuando llega el invierno, entran al trabajo temprano en la mañana y salen a la tarde, pasadas las 18: casi siempre es de noche a esas horas. “Ni las trabajadoras nocturnas quedan por la noche”, agregan.

Miriam vive en Pompeya y, para evitar robos, todos los días debe combinar con otras compañeras para salir juntas del trabajo y caminar los metros que separan a la calle Perón de la avenida Rivadavia, entre los que están ambos túneles. Andrés vive en Laferrere, zona oeste del Conurbano, y como cuando sale ya es de noche, debe tomar un colectivo intermedio desde su trabajo hasta una zona más segura, en Flores. Si no hubiera tanta inseguridad, comenta, podría tomar otro colectivo en las inmediaciones de su trabajo.

Pablo, en cambio, vive en Almagro y todos los días va a su trabajo y vuelve, caminando. “Tengo que tener cuatro ojos y observar atentamente si alguien se me acerca, o camina detrás mío, o si alguien se frena delante mío. Si venís distraído por acá, sos boleta”.

Los dos sospechosos de 15 años detenidos por la Policía de la Ciudad por los ataques piraña en Once: uno tiene 66 entradas a la comisaría.Los dos sospechosos de 15 años detenidos por la Policía de la Ciudad por los ataques piraña en Once: uno tiene 66 entradas a la comisaría.

Y entre los tres señalan al Parque de la Estación, inaugurado en 2019, sobre terrenos del Ferrocarril Sarmiento que antes estaban tomados. Sin embargo, para los tres el problema continúa. Miriam señala el vértice de una pasarela para acceder al parque en Anchorena y Perón.

“Esa parte es un aguantadero. Suelen dormir o pasar las noches varias personas ahí, pero otros se esconden ahí luego de robar”, dice Miriam. Y Andrés agrega: “Ese complejo está totalmente abierto a todas horas, y es también elegido como vía de escape: roban en la calle y se escabullen por allí hacia las vías. Después, andá a buscarlos…”.

Pedro y Cristina viven en Agüero y Sarmiento, y pasean a sus perros en la plaza Julio César Fumarola, también sobre Perón cruzando Anchorena. “Todos los vecinos se quejan de la inseguridad, todos la sufrimos”, dice Pedro, y mira a Cristina: a ella le robaron el celular hace semanas. “Y todos los días vemos al ladrón, que duerme en la vereda de una casa sobre Agüero y Corrientes. A una amiga mía le sucedió lo mismo hace unos días y nos gana la impotencia de no poder hacer nada ni reclamar nada a nadie. ¿La policía? ¿Piensan que con dos o tres policías de consigna esto se resuelve?”, reclama Cristina.

Pedro, vecino de la zona, dice que todos en la zona sufren la inseguridad. Foto Maxi Failla Pedro, vecino de la zona, dice que todos en la zona sufren la inseguridad. Foto Maxi Failla

Mientras Clarín conversa con la pareja, una policía camina por el túnel. Así lo ha dispuesto la Comisaría 3A: que un oficial custodie, por turno, cada uno de los dos túneles y sus alrededores, en sentido inverso, para no superponer las zonas vigiladas. También, durante unos minutos, se vieron motos de la Policía de la Ciudad recorriendo la zona y haciendo presencia en el lugar.

Sin embargo, los vecinos observan dos cuestiones que “ayudan” a los ladrones: por un lado, un sólo policía que tiene que cuidar determinadas manzanas y no puede estar todo el tiempo custodiando sólo un túnel y, por tanto, descuidar otras partes; y, por otro lado, notan un problema con el diseño de los túneles.

Un policía por turno recorre cada túnel y sus alrededores pero los vecinos dicen que no alcanza. Foto Maxi FaillaUn policía por turno recorre cada túnel y sus alrededores pero los vecinos dicen que no alcanza. Foto Maxi Failla

El de Jean Jaures tiene en el medio dos pulmones en los que, según los vecinos, los ladrones suelen esconderse. Así, el peatón, que podría mirar desde un extremo al otro del túnel y no ver a nadie, podría también ser sorprendido por uno o varios ladrones. Los vecinos dicen que el modus operandi siempre es el mismo: los atacantes suelen hacer un movimiento de pinzas y rodear a su víctima por delante y por detrás, dejándola sin escapatoria.

Por su parte, el túnel de Tomás Manuel de Anchorena tiene otras características, también aprovechadas por los ladrones. Este paso es más angosto que el de Jean Jaures. Tiene una sola vereda, sobre el lado norte, resguardada por vallas. Además, un semáforo corta el tránsito en la esquina de Anchorena y Perón, por lo que se forma una fila de autos y motos dentro del túnel.

Los alrededores del túnel de Anchorena, en Once, son un foco de inseguridad, según los vecinos. Foto Maxi FaillaLos alrededores del túnel de Anchorena, en Once, son un foco de inseguridad, según los vecinos. Foto Maxi Failla

Ante la consulta de Clarín, fuentes policiales dijeron que tienen identificados a los que roban y vienen del oeste del Conurbano, en tren. “No es la gente que está en las ranchadas. Vienen a la Ciudad a robar y se van. Son menores, se los detiene, van al Instituto Inchausti, pero por la edad salen al otro día”, dijo un vocero policial.

Lucas (30) es de Trujui, partido de Moreno, y trabaja como delivery para una aplicación. Por la tarde lo hace en Once hasta las 22. Luego, ya no más, porque no se puede, dice. “A la noche, esta zona es tierra de nadieA nosotros, los delivery, nos tomaron de punto: nos quieren robar los celulares, las motos, y piensan que tenemos plata encima”.

En cambio, afirma, casi que no manejan efectivo, sino sólo lo necesario para pagar ciertos pedidos. “Todos los días nos enteramos de que le quisieron robar o le robaron a algún compañero. En el túnel de Anchorena nos viven pungueando: como el semáforo corta y quedamos dentro del túnel, sin margen alguno de maniobra, los arrebatadores van zigzagueando entre los autos y motos para ver a quién pueden punguear”, agrega Lucas.

Policías motorizados en el túnel de las emboscadas. Foto Maxi FaillaPolicías motorizados en el túnel de las emboscadas. Foto Maxi Failla

Damiana y Héctor, una pareja de ancianos, charlan en el zaguán de su casa de Sarmiento y Anchorena con una vecina, Viviana. Las dos mujeres hablan de precios. Sobre la inseguridad, dicen ambas: “¡Otra razón para no salir a hacer las compras!”.

Héctor es policía retirado y, aunque dice no tener miedo, también toma recaudos. Mira una persiana de la esquina de Mitre y Anchorena, que está toda negra, en la que dice que queman los cables que roban en la zona. Y agrega: “Y se saben otro truco: tienen fichado dónde está el tablero de la iluminación de los túneles, por lo que de noche estos malandrines cortan la luz y andá a meterte. Los ladrones de acá fuman debajo del agua”.

El tablero de iluminación de uno de los túneles, al alcance de cualquiera. Foto Maxi FaillaEl tablero de iluminación de uno de los túneles, al alcance de cualquiera. Foto Maxi Failla

Viviana dice que lo último que hace en el día, antes de recluirse en su casa, es retirar a su nieta del colegio. “Después no se puede salir: la zona es muy oscura y hay mucha inseguridad. La mayoría son arrebatadores que no perdonan a nadie”. Luego, enumera y señala a la distancia, junto con Damiana, lugares que son, para ellas, aguantaderos. En esos lugares viven y se esconden estos arrebatadores.

Damiana aclara que la inseguridad bajó en parte luego de que se desalojara un terreno en el que funcionaba una recicladora y que, en realidad, pertenecía a una línea de colectivos, la 129. Sin embargo, los robos siguen siendo moneda corriente y todos los vecinos se cuidan al máximo de hacer cosas mínimas, como las compras o las charlas con los vecinos.

Informe: Ignacio Sala – Maestría Clarín / Universidad de San Andrés

MG

Compartir

Ultimas Noticias

SEGUI LEYENDO
ARTICULOS RELACIONADOS

Joe Biden enfrenta un infierno en Washington: ¿Estará dispuesto a abandonar su candidatura?

Varios líderes de su partido se lo piden. Hasta...

Avance hacia la droga contra el envejecimiento: lograron que ratones vivan un 25% más

Investigadores aseguran que identificaron el principal factor de envejecimiento,...
Latidos San Luis