Para el FMI, la Argentina “está haciendo un progreso impresionante”

  • Lo dijo la vocera del organismo en conferencia de prensa.

El Fondo Monetario Internacional dijo este jueves que ve un “progreso impresionante” en la economía de Argentina y elogió los avances en términos fiscales, reservas internacionales y la inflación. Sin embargo, advirtió que el camino hacia la estabilización “no es fácil” y que se requiere una aplicación “firme” de las medidas. También reiteró la necesidad de mejorar la “calidad del ajuste fiscal”

En una conferencia de prensa en Washington, la directora de Comunicaciones del Fondo, Julie Kozack, contestó algunas preguntas sobre los primeros pasos económicos hacia la estabilización del gobierno de Javier Milei, poco antes de que el ministro Luis Caputo y su equipo lleguen a esta capital para la Asamblea de Primavera del organismo y del Banco Mundial, y también para continuar con la negociación del programa.

“Las autoridades de Argentina están poniendo en práctica un plan de estabilización ambicioso para restaurar la estabilidad macroeconómica y como se sabe, el plan se centra en establecer un ancla fiscal fuerte que elimine financiación del gobierno por parte del Banco Central junto con políticas que reduzcan la inflación, restauren las reservas y otros impedimentos para el crecimiento que han perdurado en el pasado”, dijo Kozack.

Y agregó elogios para el Gobierno: “El progreso ha sido impresionante. Ha habido en enero y en febrero un superávit fiscal por primera vez en una década. Las reservas internacionales se están recuperando. La inflación está cayendo más rápidamente de lo que se esperaba y los indicadores de mercado, como por ejemplo la brecha cambiaria” siguen mejorando.

Sin embargo, la funcionaria advirtió: “El camino hacia la estabilidad nunca es un camino fácil y requiere una firme implementación de las políticas” y que “es importante seguir mejorando la calidad del ajuste fiscal mientras se adapta la política monetaria durante este período de transición”.

Ya Rodrigo Valdés, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo, había dicho en su viaje a la Argentina la semana pasada que había que seguir trabajando en la calidad y no tanto la cantidad de la baja del gasto.

Kozack resaltó también que ven “con buenos ojos los esfuerzos recientes de las autoridades para incrementar la asistencia social con el programa de ayudas dedicados a la infancia y también en los programas de fondos de pensiones”.

“Sigue siendo importante trabajar de manera pragmática para generar apoyo social y político para ayudar a garantizar la durabilidad y eficacia de las reformas”, señaló.

El ministro Caputo, junto al presidente del Banco Central Santiago Bausili, y parte de su equipo vendrán pronto a Washington para asistir a la Asamblea de Primavera del FMI y el Banco Mundial, que se realizará desde el 15 al 20, una cita donde llegan todos los ministros de Economía y jefes de Centrales de todo el mundo.

Pero los argentinos tienen una misión más allá de escuchar los vaivenes globales. Seguramente se reunirán en forma paralela con los técnicos y autoridades del organismo para seguir avanzando en la próxima revisión del programa, la octava, que de acuerdo al cronograma debería concretarse a mediados de mayo y en la que el FMI debería desembolsar US$ 792 millones.

El equipo económico también busca negociar un nuevo acuerdo para llevarse dinero fresco del organismo (unos US$ 15.000 millones) para salir del cepo, un alivio que el Fondo por ahora no ha dado indicios de que otorgará.

Sobre la posibilidad de un nuevo programa, Kozack señaló este jueves que “el equipo del Fondo y las autoridades argentinas están activamente en conversaciones sobre el actual programa de apoyo del Fondo cuyo objetivo sigue siendo respaldar las medidas para volver a la estabilidad macroeconómica y sentar las bases para un crecimiento inclusivo y sostenible en la Argentina. En estos momentos es demasiado prematuro poder empezar a hablar de modalidades para un programa futuro”.

Las metas de acumulación de reservas y de déficit fiscal se vienen cumpliendo, como lo destacó Kozack. Cuando la semana pasada estuvo en Buenos Aires Rodrigo Valdés, quien se reunió con Caputo, Bausili y otros funcionarios, el chileno pidió “calibrar” en forma adecuada los controles cambiarios y, como siempre, apoyar a los más vulnerables ante el ajuste.

Compartir

Ultimas Noticias

SEGUI LEYENDO
ARTICULOS RELACIONADOS