Dudas y polémica en la única provincia que lleva más de 30 años con un sistema para evitar el granizo

  • Mendoza lo sigue realizando como una política para proteger los cultivos.

Las recurrentes y repentinas tormentas con granizo hacen difícil evitar el daño en ciudades y zonas de cultivos. Científicos del Conicet dudan de la efectividad del uso de aviones y cañones “antigranizo”. Y alertan sobre el impacto ambiental que puede ocasionar este método.

Solo Mendoza lleva 40 años con este sistema, bajo el amparo de una ley provincial. En otras zonas productivas de la Pampa Húmeda, productores de San Juan, San Luis, La Rioja y Córdoba se quejan porque aseguran que impiden la lluvia y agravan la situación de la sequía.

Los aviones antigranizo arrojan bengalas de yoduro de plata en las nubes de tormenta. Esto permite reducir el tamaño del granizo, y mitigar los daños que puede provocar en zonas pobladas y productivas.

Las inyecciones de este químico se realizan a través de cañones y bengalas que operan desde tierra o por vía aérea con aviones especiales.

En la lucha antigranizo en Mendoza, son 27 los pilotos (24 de vuelo y 3 de operaciones en tierra) que trabajan para AEMSA, empresa con participación estatal que se ocupa de proteger los cultivos.

Uno de los aviones que se utiliza para luchar contra el granizo en Mendoza.Uno de los aviones que se utiliza para luchar contra el granizo en Mendoza.

En febrero, hubo al menos seis vuelos de siembra durante doce horas para hacer frente a las tormentas que afectaron diversas localidades de la provincia cuyana.

Sin embargo, no fue suficiente para evitar el daño en zonas cultivadas. En una feroz tormenta con granizo, el 28 de febrero pasado, se perdieron cerca de 12 mil hectáreas de viñedos, olivos y hortalizas del noreste provincial.

Los municipios más castigados fueron Maipú y Lavalle. En fincas de la localidad de Fray Luis Beltrán, hubo daños del 80% en viñedos, olivos, tomates, pimientos, pepinos y choclos. En Lavalle, las localidades de Las Violetas y Paramillos, tuvieron pérdidas del 80% en uva, melones, berenjenas, tomates y pimientos. En los distritos de los alrededores, los daños alcanzaron entre el 30 y el 50% de la producción.

Cómo funciona el sistema antigranizo

El sistema cubre unas 350 mil hectáreas implantadas. Todas las operaciones de los aviones están grabadas y desde la página de Contingencias Climáticas de Mendoza se puede ver cómo se siembran las nubes (www.mendoza.gov.ar/contingencias/lucha-antigranizo/).

En Mendoza hay dos tipos de siembra con aviones: una preventiva, en la base de nubes que se realiza a unos 10 mil pies o tres mil metros, mediante la combustión de las bengalas están adosadas en las alas el avión; y otras de inyección directa o de tope, a unos 21 mil pies de altura o siete mil metros, y los cartuchos se lanzan hacia abajo.

También hay difusores terrestres fijos de yoduro de plata, en zonas montañosas del Valle de Uco y el sur provincial.

Voces en contra

En un informe del año 2020, el Programa Regional de Meteorología (PRM) del Conicet Mendoza, afirmó que el Sistema de Lucha Antigranizo del Gobierno de Mendoza no sirve, porque su eficacia no está comprobada.

“Las tendencias documentadas indican que las actividades de supresión de granizo en Mendoza no influyen en la frecuencia de los eventos de granizo, mientras que no hay evidencia científica que sustente una disminución del tamaño del granizo”, según el estudio del Conicet.

Juan Rivera, doctor en Ciencias de la Atmósfera y de los Océanos del Programa Regional de Meteorología del Conicet, explicó que la generación de granizo o de tormentas cada vez más severas puede atribuirse al calentamiento global. “El sistema climático tiene mayor energía disponible al contar con más temperatura y así se generan estos fenómenos”, precisó.

El científico aseguró que el sistema que emplea aviones y bengalas para combatir tormentas ha sido dejado de lado en todo el mundo. Y después de tantos años de investigación (hay ensayos desde 1949), la lucha antigranizo con aviones y bengalas ya cumplió su ciclo.

“El Gobierno de Mendoza debería apostar a otras opciones para proteger los cultivos”, argumenta Rivera. Y considera que lo más eficaz es colocar malla antigranizo.

Desde los agrupaciones del campo ganadero, hay cuestionamientos al sistema de lucha antigranizo. “La última ola de calor se ha dado en un contexto de un campo totalmente deteriorado por la sequía. Una de las temporadas más tristes que yo he conocido en términos de la baja productividad y de la alta mortandad de animales”, dijo Diego Montón, secretario del consejo asesor de la Federación de Cooperativas Campesinas y Agricultura Familiar (Fecocaf).

El delegado rural agregó: “Desde las comunidades del secano se viene denunciando desde hace mucho, en términos de una percepción que hay en torno a que cada vez que aparecen los aviones antigranizo, se disipan las tormentas”.

El ministerio de la Producción y Agricultura de Mendoza mostró su base estadística para ratificar por qué continúan con este sistema de lucha antigranizo.

“El combate de las tormentas con aviones redujo a la mitad el daño. Se pasó de tener pérdidas en poco más de 30.000 hectáreas en 1993, a 14.500 hectáreas en la temporada de cosecha 2022/2023“, según datos oficiales de la provincia.

PS

Compartir

Ultimas Noticias

SEGUI LEYENDO
ARTICULOS RELACIONADOS

Joe Biden enfrenta un infierno en Washington: ¿Estará dispuesto a abandonar su candidatura?

Varios líderes de su partido se lo piden. Hasta...

Avance hacia la droga contra el envejecimiento: lograron que ratones vivan un 25% más

Investigadores aseguran que identificaron el principal factor de envejecimiento,...
Latidos San Luis