Aconsejan completar el calendario de vacunación antes de comenzar las clases

Vacunarse es el método más efectivo para evitar contraer enfermedades virales o contagiarlas. La vacuna triple viral, que protege contra el sarampión, la rubeola y las paperas, es una de las más importantes.

A tres días de la vuelta a las aulas, el ministerio de Salud de San Luis recuerda la importancia de iniciar el nuevo ciclo escolar con el calendario de vacunación al día.

Una de las enfermedades a combatir es el sarampión, una afección viral que afecta a cualquier persona, aunque es común en niños y niñas menores de 5 años o personas con desnutrición. Puede causar complicaciones respiratorias (como neumonía), enfermedades del sistema nervioso central (convulsiones, meningoencefalitis, ceguera) y patologías tardías con complicaciones crónicas. Un caso en Salta en el mes de enero encendió las alarmas en el país.

Los síntomas del sarampión incluyen fiebre, manchas rojas en la piel, secreción nasal, conjuntivitis y tos. Este virus se propaga fácilmente cuando una persona infectada respira, tose o estornuda. Por eso, ante la presencia de alguno de estos síntomas es muy importante consultar rápidamente a un médico y no acudir a lugares públicos hasta que el profesional lo autorice.

Vacunarse es el método más efectivo para evitar contraer esta enfermedad o contagiarla. La vacuna triple viral protege contra el sarampión, la rubeola y las paperas. Esta dosis es segura y ayuda al cuerpo a combatir el virus.

Según datos del Registro Federal de Vacunación Nominalizado (NoMiVac), en San Luis las tasas de vacunación se mantienen altas. Durante el 2023, el porcentaje de bebés de 12 meses vacunados con la triple viral alcanzó un 92,53%. En el caso de niños y niñas de años, el 86,94% inició las clases vacunado.

Calendario Nacional de Vacunación

Primera dosis de la vacuna triple viral: a los 12 meses.

Segunda dosis: a los 5 años.

Las personas de 5 años o más deben acreditar al menos dos dosis de esta vacuna (doble o triple viral) o contar con serología IgG positiva (anticuerpos) para el sarampión y la rubeola.

Las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse, se consideran protegidas por haber estado en contacto con el virus.

Todo el personal que trabaja en el sistema de salud (mesa de entradas, limpieza, seguridad, laboratorio, planta médica y enfermería, etc.) deben acreditar dos dosis de la vacuna contra el sarampión (doble o triple viral) o contar con serología IgG positiva para sarampión y rubeola.

Compartir

Ultimas Noticias

SEGUI LEYENDO
ARTICULOS RELACIONADOS