España: los independentistas catalanes votaron en contra de la amnistía y presionan a Pedro Sánchez para seguir negociando

  • El partido político de Carles Puigdemont había pedido que el borrón y cuenta nueva incluyera todo tipo de actos de terrorismo.

La polémica ley de amnistía al independentismo catalán que Pedro Sánchez acordó con el separatismo a cambio de que apoyaran su reelección se debatió este martes en el Congreso español y, contrariamente a lo previsto, no fue aprobada.

A último momento, Junts per Catalunya, el partido separatista que exigió la amnistía a cambio de favorecer la investidura de Sánchez, votó en contra de la proposición de ley.

La traba de Junts es un sopapo al gobierno que Sánchez estrenó en noviembre del año pasado y que tanto desgaste está padeciendo por los pactos y concesiones al independentismo.

Junts, que responde al ex presidente catalán Carles Puigdemont, quiso introducir modificaciones para que el paraguas de la amnistía dejara a salvo, principalmente a Puigdemont, y a quienes pudieran ser acusados de terrorismo o alta traición a España durante el intento de separar a Cataluña para crear una república propia.

Puigdemont era el presidente de la Generalitat en 2017 cuando se organizó un referéndum de autodeterminación ilegal y, luego de declarar unilateralmente la independencia, huyó de España, donde se lo considera un prófugo de la Justicia. Desde entonces vive en Bélgica.

En noviembre del año pasado, su partido, representado en el Parlamento por siete diputados, le dio el sí a Pedro Sánchez para que pudiera volver a ser elegido presidente del gobierno. No fue un apoyo desinteresado. A cambio, pidieron una ley de amnistía.

Desde entonces, España vive agitada por quienes consideran que el borrón y cuenta nueva pacificará la convivencia y quienes sostienen que la amnistía es inconstitucional y representa un ataque al Estado de derecho español.

Seguir investigando

A la decisión de un juez de instrucción de seguir investigando bajo la carátula de posible terrorismo a los grupos activistas radicales -como Tsunami Democràtic o los Comité de Defensa de la República (CDR)- por disturbios cometidos en favor de la independencia de Cataluña, se suma la resolución de otro juez en seguir indagando sobre los presuntos contactos de los protagonistas del procés (como se conoce al proceso independentista catalán) con Rusia.

Puigdemont y los suyos habrían tenido contacto con el entorno de Vladimir Putin, quien habría estado interesado en dar apoyo económico a la causa independentista catalana para desestabilizar Europa.

Este presunto vínculo podría encuadrarse en el delito de alta traición. Un juez instructor investiga si es cierto que los catalanes estaban al tanto de la intención de Putin de invadir Ucrania años antes de se produjera.

Por eso las enmiendas de último momento de Junts a la proposición de ley de amnistía apuntaban a cubrir a Puigdemont de futuros cargos y a quienes pudieran ser acusados de terrorismo o traición.

El interlocutor del Junts, el PSOE de Pedro Sánchez, se negó a aceptar esas modificaciones.

“No somos terroristas. No teman amnistiar delitos que no hemos cometido”, dijo este martes la portavoz del partido de Puigdemont, Míriam Nogueras, cuando subió al estrado en el Congreso.

“Amnistía integral”

La proposición de ley orgánica de amnistía, que fue decorada con el título de: “para la normalización institucional, política y social en Cataluña”, fue debatida en una sesión extraordinaria.

Horas antes de que comenzara la sesión, Junts filtró que, tal como estaba redactada la ley hasta este martes, no la aprobarían.

Durante el debate, el Congreso rechazó las enmiendas que Junts exigía para aprobarla.

Los siete votos del partido de Puigdemont eran indispensables para alcanzar la mayoría de 176 a favor -la mitad más una de las 350 bancas que integran el Congreso de los Diputados-.

Pero los “sí” fueron 171 y los “no”, 179.

Ahora la ley volverá a la Comisión de Justicia del Parlamento, que tendrá menos de un mes para ajustarla, tiempo que Junts pretende capitalizar para seguir negociando con el PSOE.

“Hablo de una amnistía integral, una amnistía que no deje a nadie atrás. Una amnistía que repare la represión que el independentismo catalán sufre desde hace muchos años”, insistió la portavoz de Junts.

“Este texto es un buen punto de partido. Pero ustedes saben que esta ley tiene agujeros”, dijo Nogueras.

“Detener la represión a medias no es detenerla”, enfatizó

“Una amnistía selectiva y en diferido no es lo que firmamos”, recriminó la portavoz de Junts al PSOE.

El presidente Pedro Sánchez estuvo en el hemiciclo para la votación pero no subió al estrado a defender la ley que su partido presentó en diciembre del año pasado.

Fue el portavoz de Justicia del PSOE, Francisco Aranda, quien habló. “La Constitución no está en riego cuando trabajamos por la convivencia”, dijo.

“España sigue sin romperse. Ni se rompe ni se va a desgajar”, subrayó Aranda.

“Esta ley es una apuesta decidida, valiente y democrática para seguir avanzando en Cataluña por el camino del reencuentro y la convivencia -insistió-. Es buena para Cataluña y, en consecuencia, es buena para España.”

El “no” del PP y Vox

A su turno, el líder de Vox, Santiago Abascal, arremetió contra el presidente del gobierno: “El señor Sánchez está condenado a vivir en el chantaje permanente hasta el último minuto de cada votación en esta Legislatura”.

“La mala noticia es que sigue pagando estas facturas con el patrimonio de todos los españoles y que está dispuesto a todo”, dijo Abascal.

“Ahora incluso pretende amnistiar el delito de traición. ¿Por qué? ¿Se pretende amnistiar a sí mismo acaso?”, ironizó el líder de Vox.

El último de los oradores en el Congreso fue el líder del PP y de la oposición, Alberto Núñez Feijóo.

“Esta ley es un pago -dijo-. Desembolsa el PSOE, recibe el independentismo y el único fin es que el señor Pedro Sánchez siga de presidente del gobierno de España.”

“La humillación es constante. Cada día, cada socio. Cada votación es un calvario”, dijo Núñez Feijóo antes de que los 350 diputados emitieran su voto.

Y agregó: “Sánchez ha escogido ser rehén pero el rescate no se lo vamos a pagar todos los españoles”.

“Esta ley es infame desde el minuto uno -insistió-. Pero cada día la han convertido en una obscenidad mayor. Es la matrioska rusa. Se agregarán las capas que hagan falta pero la matrioska rusa ya ha entrado en la Cámara de Diputados.”

Y disparó contra el ex presidente catalán y líder de Junts: “El señor Puigdemont se fue en el maletero de un coche y ahora regresará en el Falcon (avión presidencial) del señor Sánchez”.

Antes de que enmudecieran su micrófono por haberse excedido en el tiempo para su discurso, Nuñez Feijóo prometió:”Vamos a pedir protección a la Unión Europea”.

“Rescataremos democráticamente a nuestro país de la miseria moral a la que nos han condenado”, aseguró.

Madrid. Corresponsal

Compartir

Ultimas Noticias

SEGUI LEYENDO
ARTICULOS RELACIONADOS

Las cuatro plantas de reciclado tienen sus líneas de demarcación segura para recibir visitas educativas

La cartera ambiental reforzó las medidas de seguridad en...

Mesas de examen ULP: el 17 de junio abren las inscripciones para rendir

El turno, que será del 24 al 28 de...

Más de 200 estudiantes merlinos visitaron la reserva de Mogote Bayo

Son alumnos de cinco instituciones educativas de la villa...

Realizarán tres colectas de sangre en simultáneo en la provincia

Serán este viernes a partir de las 8:00. Los...