Nueva protesta piquetera: irán a los supermercados a pedir comida “por las demoras en las entregas a comedores“

  • Advierten que hay atrasos en los envíos y apuntan a la ministra Pettovello.

Este jueves volverán los piqueteros a las puertas de los supermercados de Capital y Provincia para pedir alimentos. La nueva jornada de protestas servirá para dar visibilidad de la demorada entrega de mercadería a los comedores comunitarios que denuncian los movimientos sociales, pero también los problemas de articulación existentes dentro del ministerio de Capital Humano que, de manera férrea, conduce Sandra Pettovello.

Es que la tensión existente en esta cartera alentó hace algunos días las versiones de la supuesta renuncia de Pablo de la Torre, el secretario de Niñez y Familia (ex Desarrollo Social), por los permanentes desencuentros por el manejo de los recursos con la amiga del Presidente, que fueron desmentidas por la vocería ministerial.

“Sandra es Milei en los modos. Habla a los gritos”, explica un funcionario que se entrevistó con la funcionaria en la semana y da cuenta de roces que alterarían la gestión de una cartera fundamental para hacer frente al fogonazo inflacionario.

En el Gobierno sostienen, en cambio, que las quejas de las organizaciones sociales se producen porque hoy el ministerio alienta “las transferencias directas” hasta los merenderos en lugar de “bajarles” comida como solía ocurrir en el pasado. Pero en el propio oficialismo admiten que hay problemas de abastecimiento porque el anterior Gobierno se fue del poder sin realizar una licitación a fines de noviembre para comprar alimentos secos y frescos.

De todos modos, por ahora tampoco se evalúa declarar la “Emergencia alimentaria” y se insiste con la consigna: “bajo amenaza no se recibe a nadie” en Desarrollo Social.

Anuncio de protesta

Es que este lunes las agrupaciones piqueteras de extracción peronistas, K y “aliadas” (algunas de izquierda, aunque no el Polo Obrero) anunciarán en la sede de la UTEP, en el barrio de Constitución, el mapa de las movilizaciones a supermercados y hasta la sede de la COPAL (Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios) que realizarán el jueves 1° de febrero cuando entregarán sendos “petitorios” para poder recibir comida.

En la confederación de movimientos populares, conducida por Alejandro “Peluca” Gramajo, aducen que la situación es “desesperante” y que ni siquiera se activa la compra de mercadería a través de fondos provenientes de Naciones Unidas y del Banco Mundial.

La emergencia, agregan, produce una sobredemanda en los comedores de la Ciudad. En la sede gubernamental de Parque Patricios reconocen que los “retrasos de Nación y Provincia” en la provisión de alimentos “complican” el cumplimiento de la normal asistencia, que hoy alcanza unas 133 mil raciones diarias.

“No entregan bolsones ni siquiera las cajas que solía dar el PAMI y entonces los comedores nos piden más”, explica un dirigente que asegura que Pettovello “no tiene mirada política y así se pagan las consecuencias”, en referencia al recrudecimiento del conflicto con los grupos piqueteros.

Interna caliente

Dentro del propio ministerio tampoco se respira el mejor clima por las demoras en las designaciones de funcionarios. “No hay firma”, es un comentario que se repite asiduamente cuando se conocen problemas de gestión. “No autorizan las compras” de mercadería, se excusa un dirigente libertario.

Pablo De la Torre, hermano de Joaquín (exsenador provincial), es un ferviente católico y hace algunas semanas le habría comunicado su incomodidad -amagó con renunciar “sino se acomodaban las cosas”- a un sacerdote jesuita con el que colabora. Este secretario de Estado, que tuvo trabajo territorial en San Miguel, se recuesta en Rodrigo Aybar, otro funcionario con experiencia en el GBA, en este caso en Tres de Febrero.

En Capital Humano todo se magnifica porque Pettovello, en verdad, está cargo de una superestructura que abarca otras dos áreas sensibles: Educación y Trabajo. En estas áreas también se repiten los reclamos por las demoras en la designación de los subsecretarios. Otra de las quejas más escuchadas es que la ministra no lleva a las reuniones de Casa Rosada las demandas internas de su propia cartera. Mientras tanto, reparte su agenda entre Olivos, donde se muestra como una de las dirigentes más cercanas al Presidente, y las audiencias que concede en la histórica casona de Carlos Pellegrini y Juncal en la que montó su despacho.

Compartir

Ultimas Noticias

SEGUI LEYENDO
ARTICULOS RELACIONADOS

Estos son los beneficios a los que accederán quienes inviertan en San Luis

El Estado pone a disposición créditos fiscales, exenciones tributarias,...

Más comercios se sumaron a la segunda etapa de la semana escolar

La oferta de útiles estará vigente la próxima semana. La...

El desgarrador testimonio de la madre de Zoe: “Me mataron en vida, no la voy a recuperar”

La mujer habló sobre el asesinato que sacudió la...