Absuelven a un italiano que estuvo 33 años preso por un triple crimen que no cometió: “No siento odio“

Una nueva investigación determinó que el principal testigo fue manipulado por la Policía. “Los jueces cometen errores”, señaló el hombre.

El Tribunal de Apelación de Roma absolvió a un hombre que pasó 33 años en prisión, condenado erróneamente a cadena perpetua por un triple homicidio ocurrido en 1991. “Es el final de una pesadilla”, dijo emocionado Beniamino Zuncheddu, tras la decisión del tribunal de retirar los cargos en su contra.

El antiguo pastor, de 58 años, se encontraba en libertad desde el pasado 25 de noviembre, cuando el mismo tribunal suspendió la condena ahora ratificada después de que varios testimonios demostraran que la investigación en el momento de los hechos fue manipulada por un agente de policía.

El triple crimen ocurrió el 8 de enero de 1991, cuando fueron asesinados a tiros en un redil de ovejas Gesuino Fadda, de 56 años; su hijo Giuseppe, de 24; y su empleado Ignazio Pusceddu, de 55.

El yerno de Fadda, Luigi Pinna, de 29 años, resultó gravemente herido y se convirtió en el único testigo de la denominada matanza de Sinnai, la zona montañosa de la provincia de Cagliari donde tuvo lugar el triple homicidio.

Durante el juicio, el fiscal general, Francesco Piantoni, puso en duda la credibilidad del testimonio de Pinna, quien en el momento de los hechos acusó a Zuncheddu, aunque él siempre se declaró inocente.

Y en una de las vistas Pinna confesó: Hace 33 años, antes de “realizar la identificación de los sospechosos, el agente de policía que dirigía la investigación me mostró la foto de Zuncheddu y me dijo que él era el culpable de la masacre. Fue así: me equivoqué al escuchar a la persona equivocada”.

Los investigadores apuntaron desde el primer momento como causa del homicidio a las disputas entre los ganaderos de la zona, a la luz de algunos incidentes ocurridos antes del triple crimen, en particular la matanza de algunos animales, así como las disputas entre los ganaderos.

Zuncheddu, que tenía 27 años, fue detenido unos días después, cuando comenzó para él un calvario judicial que terminó anoche, tras pasar casi 33 años en prisión.

Se trata del “mayor error judicial en la historia republicana. Casi 33 años tras las rejas, 12. 000 días de privaciones, sufrimiento, dolor, lejanía de sus seres queridos y de su vida”, según Errorigiudiziari.com (Erroresjudiciales.com), que se ocupa de errores judiciales y que estuvo presente en el proceso de apelación.

“No siento odio”

Zuncheddu aseguró que “nunca” ha sentido “odio”, porque “los jueces cometen errores”, pero sí sintió que le “robaron todo” tras pasar más de la mitad de su vida en la cárcel. “Quería tener una familia, construir algo, ser un ciudadano libre como todos los demás. Hace 30 años era joven, hoy soy viejo. Me lo robaron todo. Ahora descansaré, al menos mentalmente”, dijo en una conferencia de prensa horas después de la sentencia de absolución.

“Me sentía como un pajarito enjaulado. Los miraba a la cara y me preguntaba por qué. Ni siquiera ahora entiendo por qué”, aunque “nunca he sentido odio o rabia” porque “los jueces cometen errores”, le señaló a los medios.

“En la cárcel siempre me decían: si te arrepientes te daremos la libertad. ¿Pero de qué iba a arrepentirme si no hice nada?. No acepté“, explicó, antes de dar las gracias “al partido radical, a quienes me rodean, a mis familiares, a mi pueblo, Burcei”, cuyo párroco, después de la sentencia, hizo sonar las campanas.

Compartir

Ultimas Noticias

SEGUI LEYENDO
ARTICULOS RELACIONADOS

Estos son los beneficios a los que accederán quienes inviertan en San Luis

El Estado pone a disposición créditos fiscales, exenciones tributarias,...

Más comercios se sumaron a la segunda etapa de la semana escolar

La oferta de útiles estará vigente la próxima semana. La...

El desgarrador testimonio de la madre de Zoe: “Me mataron en vida, no la voy a recuperar”

La mujer habló sobre el asesinato que sacudió la...