Javier Milei echa al ministro Guillermo Ferraro: el trasfondo de la decisión y el avance de Caputo en un área clave

  • Es la primera baja fuerte del Gabinete.

En Casa Rosada todavía se advierte el impacto que generó la decisión de Javier Milei de despedir al ministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro, por atribuirle la filtración de una reunión de Gabinete en la que el mandatario se despachó contra los gobernadores y prometió “dejarlos sin un peso”.

Sin embargo, en un contexto de absoluto desconcierto, pasadas las 10 de este viernes Ferraro no había sido notificado de su despido. “Están esperando que presente su renuncia”, planteó una fuente bien informada sobre los hechos que precipitaron la salida del ministro. “Ya no hay vuelta atrás: Javier cuando toma una decisión lo hace con absoluta frialdad, no fue un impulso”, aportaron desde el entorno presidencial.

Por lo pronto, el vocero presidencial, Manuel Adorni, postergó unas horas su habitual conferencia de prensa donde se descontaba que iba a referirse al tema. Respecto a esto, en la Rosada aseguraron que lo hicieron para no superponerla con el acto de Milei en homenaje a las víctimas del Holocausto, también previsto para arrancar a las 11.

Más allá de que nadie se contactó con Ferraro, hasta la mañana de este viernes, la decisión tampoco había sido formalizada en el Boletín Oficial.

De todos modos, en Balcarce 50, donde este jueves la mesa chica de Milei mantuvo una reunión para definir la salida del integrante del Gabinete, confirmaron su corrimientos y adelantaron que el anuncio se realizará en las próximas horas.

Diferencias con el jefe de Gabinete y cambios en la estructura

Como contó Clarín, a pesar de que la excusa fue la filtración de la reunión de Gabinete y los dichos de Milei contra los gobernadores que anticipó este diario, Ferraro mantenía diferencias con el jefe de Gabinete, Nicolás Posse.

El ministro de Infraestructura era cuestionado severamente por el jefe de Gabinete, el funcionario de mayor confianza de Milei por fuera de su hermana Karina. Al parecer, Posse le reprochaba no avanzar con los nombramientos que le encomendaba para su área y trabar la gestión. También le endilgaba no avanzar con un recorte en el área, acorde a la expectativa que tenía el Presidente.

Con la salida de Ferraro -la primera baja de peso del gabinete de ministros de Milei-, el Gobierno aprovechará para hacer cambios en el organigrama para Infraestructura. De ser un superministerio, por absorber carteras de peso como Transporte y Obras Públicas, ahora será degradado a secretaría y se “colgará” del ministerio de Economía que conduce Luis “Toto” Caputo.

La teoría de que Milei decidió echar a Ferraro por la filtración perdió fuerza en la misma noche del jueves. Es que las primeras versiones daban cuenta de que el jefe de Estado se había enojado con un integrante del Gabinete porque los dichos que habían trascendido le generaron un problema político con la oposición.

Pero con el paso de las horas, cuando se expuso el nombre de Ferraro, ganó terreno la idea de que utilizó el conflicto para tomar una decisión que ya tenía en su cabeza y que analizó con frialdad: de extremo perfil bajo, en el mes y medio que permaneció en su cargo, Ferraro fue un fervoroso obediente de los lineamientos en materia de comunicación que trazó la Casa Rosada.

Guillermo Ferraro, afuera del Gobierno luego de apenas un mes y medio de gestión. Foto Federico López ClaroGuillermo Ferraro, afuera del Gobierno luego de apenas un mes y medio de gestión. Foto Federico López Claro

Asimismo, resulta difícil de creer que el enojo con Ferraro o cualquier ministro obedece a una filtración: los trascendidos de lo que se habla en las reuniones de Gabinete son una constante desde que asumió Milei, quien suele jactarse de repetir en público lo que dice en privado.

Para Milei tampoco fue un dolor de cabeza la reacción opositora a sus dichos: de hecho, la orden al área de comunicación fue dejar en claro el malestar del Gobierno con la actitud de las provincias en las negociaciones por la “ley ómnibus”.

En cambio, el encono con Ferraro no es nuevo y comenzó incluso desde la campaña, cuando el ministro estuvo a cargo de la fiscalización, y se intensificó durante la gestión: en el Gobierno dieron cuenta varias veces de los reproches que manifestaba Posse ante una supuesta inacción del funcionario.

Un síntoma de la mala relación fue la demora en la comunicación formal sobre su salida: a pesar de que Posse fue el indicado para comunicarle la novedad, Ferraro todavía no fue notificado. En la noche del jueves nadie se animaba a descartar que su cese en funciones fuera incluido directo en el Boletín Oficial sin previo aviso, tal como ocurrió en el caso de Rodríguez Chiantore. Eso finalmente no ocurrió, pero el anuncio formal, a pesar de los trascendidos periodísticos, podría ser a través de Adorni.

“Javier estaba muy enojado: cuando alguien comete un error de esta magnitud, no hay margen para hacer otra cosa”, explicó, sin mayores detalles, a este diario un estrecho colaborador presidencial.

DS

Compartir

Ultimas Noticias

SEGUI LEYENDO
ARTICULOS RELACIONADOS

Estos son los beneficios a los que accederán quienes inviertan en San Luis

El Estado pone a disposición créditos fiscales, exenciones tributarias,...

Más comercios se sumaron a la segunda etapa de la semana escolar

La oferta de útiles estará vigente la próxima semana. La...

El desgarrador testimonio de la madre de Zoe: “Me mataron en vida, no la voy a recuperar”

La mujer habló sobre el asesinato que sacudió la...