La venta de autos nuevos está frenada a la espera de la eliminación del impuesto interno

La resolución del gobierno de bajar a cero el arancel para que los autos más accesibles no paguen el impuesto de lujo parece haber quedado para la semana próxima. Mientras tanto, los pocos autos que se venden son los que estaban en stock en las agencias desde diciembre. El precio se negocia porque no hay listas y nadie quiere perder

Oferta y demanda. Sin precios oficiales, los clientes que quieren comprar un 0km 2024 buscan la mejor oferta. Quedan pocos autos y los concesionarios tienen que vender para pagar sus costos

La reducción del arancel del 20% a 0% para la escala 1 del impuesto interno popularmente conocido como impuesto a los autos de lujo, tiene literalmente detenida la venta de autos 0km en Argentina. Por alguna razón, lo que tendría que haber sido no fue y la demora inicial de unos días, a comienzos de 2024, se convirtió en un “está en circuito de firmas el viernes”, y a mitad de la tercera semana del mes, sigue sin ser comunicado. Ahora, el sector asegura que desde que Gobierno prometen novedades recién la semana que viene.

“Nuestros equipos que hablan con las autoridades dicen que hay que esperar a la semana próxima. Pareciera que no está en circuito de firmas sino todavía en una instancia anterior, en discusión o análisis, porque si no ya se hubiera publicado en el Boletín Oficial”, dijeron este miércoles desde una terminal automotriz.

¿Por qué no sale la decisión oficial de bajar la primera escala del impuesto que generó tantas distorsiones el último año con precios virtuales que nunca se cumplían en el mostrador? Consultadas por Infobae, fuentes que tienen diálogo con la secretaría de Comercio, aseguran que es una decisión tomada, “pero no se deberían sorprender si no es tal como se dijo y se mantiene algo del impuesto”, aseguraron.

“Es un impuesto que el Estado deja de cobrar. Es una recaudación grande que al eliminarla no le dará beneficios a la gente porque los precios de los autos no va a bajar. Quizás el Gobierno lo está demorando para ver cómo se acomodan entre industria y concesionarias. En estos días no sólo no hubo más sobreprecios sino que se negocia entre vendedor y comprador. Oferta y demanda”, se animó a teorizar un analista del mercado automotor argentino con muchos años de experiencia.

En enero se llevan vendidos un 30% de los autos 0km que los usuarios compran habitualmente en el primer mes del añoEn enero se llevan vendidos un 30% de los autos 0km que los usuarios compran habitualmente en el primer mes del año

En efecto, esa situación se refleja en la calle. El mercado está casi parado. Las fábricas no venden autos a la espera de la baja del impuesto. En los primeros días de enero se registraron sólo un 30% de los autos que históricamente se vendieron en el primer mes del año. Hay que acordarse que muchos consumidores esperan que pase diciembre para patentar un auto con el año siguiente. Pero eso no está sucediendo.

Las únicas listas de precios que hay en las concesionarias son las de los utilitarios porque no pagan este impuesto por ser vehículos destinados al trabajo. Del resto, solo se vende lo que hay en stock, que no es mucho. Las fábricas no están facturándole autos a los concesionarios y han bajado los objetivos de ventas para enero considerablemente.

El stock de autos de diciembre se termina y aunque hay pocas ventas, no hay entregas de unidades de las fábricas mientras esperan la decisión del gobierno respecto al impuesto internoEl stock de autos de diciembre se termina y aunque hay pocas ventas, no hay entregas de unidades de las fábricas mientras esperan la decisión del gobierno respecto al impuesto interno

“Estamos defendiendo lo que tenemos. Nos quedan algunos autos del año pasado y tratamos de sacarle el mejor precio posible, pero no entra mucha gente por la puerta. Vivimos de la venta de autos y tenemos que facturar para pagar costos fijos y sueldos. Estamos todos esperando la bendita eliminación de la escala 1 del impuesto para que la rueda empiece otra vez a moverse”, confesó un gerente de ventas de una gran cadena de concesionarias oficiales.

“Los autos que no están facturados se ofrecen a precio abierto, pero no hay muchos que compren en esa circunstancia. Puede haber empresas que compran autos para flotas, pero esas se las compran directamente a las fábricas, no pasan por un concesionario. Los vendemos con precio abierto porque no sabemos si habrá lista de precios en enero y no podemos imaginar el precio de febrero. No estamos en condiciones de vender a un precio que si después es menor al que nosotros tengamos que pagar los autos, será una pérdida de 2 ó 3 millones por auto. No es perder de ganar, es perder-perder”, agregó el mismo empresario.

Compartir

Ultimas Noticias

SEGUI LEYENDO
ARTICULOS RELACIONADOS

El Hospital de Salud Mental y la UNSL trabajan en nuevos programas colaborativos

Buscan fortalecer el vínculo interinstitucional en beneficio de la...

Las ventas de los supermercados cerraron el 2023 con una caída de más del 4% en San Luis

Las compras promedio por habitante en la provincia llegaron...